© 2018 por Liceo Francisco Restrepo Molina

Cra 41#35 sur 70

Envigado-Antioquia

lfrm@une.net.co

Tel: 3328585

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Vimeo - círculo blanco
  • Flickr - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

Pbro. Pablo Villegas López

Padres: Ernesto y Ana Josefa (Pepa).


Formaron el hogar 16 hermanos.
Antes de su ordenación sacerdotal murió su papá y él quedo como cabeza de la familia.  El entonces Rector del seminario Monseñor Emilio Botero González le autorizó para ir a dormir todos los días a la casa (Itaguí) ya que la hermana menor quedó de 15 días.
Estudió su bachillerato en el mismo seminario de Medellín, donde continuó la Filosofía y la teología.


Desde el Seminario, en literatura escribió bellísimos poemas que sus hermanos recopilaron en un libro titulado “SEMBRANDO SEMILLAS”.
Ordenado Sacerdote en el Palacio Episcopal, La Playa con La Unión, en febrero 8 de 1948 por Monseñor Joaquín García Benítez.


Su primer ministerio fue Secretario privado del Sr. Obispo de Pasto Monseñor Emilio Botero G. luego tuvo los siguientes ministerios:
Vicario parroquial de Sta. Bárbara y Caldas, después párroco de Angelópolis, Puerto Berrío, Envigado, en éstas tres parroquias fundó colegios de niñas y jóvenes, sobresalió en Envigado el Instituto parroquial Femenino que luego fusionó con el Liceo Francisco Restrepo Molina fundado por él con esa entrega y deseo de servir a la juventud, ya que en Envigado sólo existía el colegio de la Presentación.

Después pasó a Belén y como chiflado siempre por la educación se le dedicó a reestructurar el liceo San Rafael, que había caído en todos los aspectos inclusive, en ideologías de izquierda; todo quedó subsanado.

Luego salió a la Metropolitana, allí se enfrentó a reforzar con hierro y concreto, muros, vigas y columnas, trabajo que le costo mucho desgaste físico; pasó luego a San Joaquín para terminar como Párroco en San José del Poblado.

Renunció por enfermedad y se hizo nombrar vicario parroquial de La Inmaculada donde estaba como Párroco el Padre Ernesto su hermano, allí estuvo dos años y se retiró ya por la larga enfermedad.

Su empeño sacerdotal se consigna en los puntos siguientes: El gran amor y difusión de la Divina Eucaristía, acompañado siempre de la Virgen María.  La dedicación a la juventud para la educación, el servicio sobretodo a los más pobres y no de palabra sino con las manos abiertas; su intransigente velar por la moral en las costumbres, la piedad y el santo rosario.

El Padre Pablo se caracterizó por su espíritu emprendedor, por su disciplina y orden. Durante su Rectoría en el liceo supo imprimir eso valores en la comunidad liceísta, e inspiró toda aquella época que los documentos históricos reconocen como una de las mejores en la institución.

Podría hablarse de 1973 como un año crucial en la vida del liceo tan ligada a la del Padre Pablo. Por una parte, el 8 de febrero la comunidad celebró con gratitud y alegría las Bodas de Plata sacerdotales de su fundador y benefactor; pero de otro lado, en ese mismo año concluyó su gestión el frente del colegio, pues en noviembre fue nombrado como pastor para otra parroquia. La comunidad entera despidió con un sentido homenaje de gratitud al ilustre levita que, durante 13 años de cuidado pastoral y con espíritu infatigable, supo guiar los destinos del liceo.

En el archivo personal se han encontrado las joyas de discursos que pronunció en varias ocasiones y muchísimas homilías como conferencias a los jóvenes.  Las composiciones literarias y poéticas referentes a todas las materias pero llenas de sagrada escritura de la cual era erudito conocedor.

Murió en su casa de familia rodeado del cariño de sus hermanos y familiares el 4 de octubre del 2000.  

  • Facebook
  • letter-2160916_960_720_edited
  • Vimeo
  • Flickr
  • YouTube